Potaje de alubias

Alubia cocida, paprika, aceite de oliva, acelga cruda, agua, ajo,

clock png

Preparación: 20M

Ingredientes

Alubia cocida

Paprika

Aceite de oliva

Acelga cruda

Agua

Ajo

Preparación

Selecciona esta receta en Avena, genera tu lista de compras y sustituye ingredientes.

1. Empezamos limpiando la verdura. Para ello primero lavaremos bien las hojas y las pencas de la acelga debajo del grifo del agua fría. Las vamos pasando una a una. Se sueltan mejor si les cortamos un trozo. Cuando estén listas las escurrimos un poco y las colocamos encima de la tabla. Si tienen algún trozo feo se lo quitamos.

2. A continuación, con ayuda de un cuchillo las iremos cortando en juliana gruesa (en tiras como de cinco centímetros de anchas). Aunque pueda parecer laborioso, lo cierto es que sólo nos llevará dos o tres minutos preparar nuestra verdura. Pero si preferimos acortar el trabajo podemos comprar una de esas bolsas en las que la acelga ya viene lavada y precortada, lista para abrir y usar

3. Ahora vamos a cocer nuestra verdura. Hoy en día sabemos que la mejor manera de conservar los nutrientes de la verdura es cocinándola en una olla super rápida. Así no sólo ahorramos tiempo y dinero sino que además nos alimentamos mejor pues aprovechamos al máximo todos los beneficios que nos aporta la comida

4. Ahora que la verdura está cocida y ya la hemos sacado y escurrido la vamos a rehogar. En una cazuela ponemos dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra. Picamos finamente los dientes de ajo (mejor con el triturador) y los añadimos a la cazuela cuando el aceite todavía no está muy caliente.

5. En cuanto empecemos a oler a ajo añadimos el pimentón, rehogamos durante unos 5-10 segundos removiendo con ayuda de una cuchara. Cuidado, el aceite no debe estar excesivamente caliente para que no se nos queme, sino amargaría. Rápidamente (transcurridos esos escasos segundos) incorporamos nuestras acelgas. Las rehogamos durante un minuto.

6. Seguidamente añadimos las alubias de bote previamente lavadas y escurridas, rehogamos igualmente y a continuación añadimos el agua de cocción de nuestras acelgas. Si fuera necesario más caldo añadiremos agua. En este momento probaremos de sal por ver si es necesario rectificar y dejaremos que hierba el conjunto durante unos cinco minutos. Transcurrido ese tiempo ya están listas para disfrutar